Educar la mirada

Educar la mirada

Hay vida más allá de Disney y Pixar. Existen otros vínculos entre las imágenes y las palabras que las que nos proponen el cine comercial; otros relatos y discursos que pueden promover diálogos, discusiones y visiones subjetivas sobre la cultura audiovisual. En esta sección, os proponemos una muestra de imágenes diferentes, para que exploréis otra forma de educar la mirada. Porque como dice François Jost: “Si es la mirada la que hace “existir” las imágenes que vemos, educar esa forma de mirar no debiera ser una tarea frente a la cual pasemos sin reflexión”. Esperamos que lo disfrutéis y mandéis vuestros comentarios.

5 metros 80 (“5 mètres 80”)

(Todos los públicos)

Una manada de atléticas jirafas se reúne en una piscina olímpica para practicar saltos de trampolín. Nicolas Deveaux compagina en este cortometraje sus dos pasiones: la animación y el mundo animal. En 2003, nada más terminar sus estudios de animación en la prestigiosa escuela Supinfocom, dirigió “7 Tonnes 2”, en el que mostraba a un elefante haciendo piruetas en una cama elástica, y que compartía con “5 metros 80” tanto la temática como el estilo de animación, muy realista. Gracias a su último cortometraje, Deveaux ha realizado para la cadena francesa France 3 una serie de promos protagonizadas por sus personajes: elefantes paracaidistas, tortugas skaters y jirafas nadadoras.

 

La tarta de Tim Burton (“The Caketrope of Burton’s Team”)

(Todos los públicos)

Alexandre Dubosc convierte un pastel en arte, inspirándose en la obra del cineasta Tim Burton y usando la animación estroboscópica. Haciendo guiños a las películas “Batman”, “Pesadilla antes de Navidad”, “Sleepy Hollow” y “Frankenweenie”, Dubosc logra integrar en su nuevo corto sus pasiones: el cine y la comida. Los alimentos se convierten en su material fotográfico o cinematográfico, para manipularlos y transformarlos de forma artesanal. “La tarta de Tim Burton” ha sido seleccionado en los festivales de animación más importantes del mundo: Annecy, Anima Mundi, Krok, Ottawa… 

 

Papá Frimas (“Père Frimas”)

(Todos los públicos)

Youri Tcherenkov dirige este cortometraje basado en una antigua leyenda de su país natal, Rusia. Papá Frimas vive en lo más alto de los Alpes y cada invierno se encarga de que la capa de nieve que cubre todo el valle sea perfecta. Pero este año las cosas se tuercen.

Tcherenkov se estableció en Francia a raíz del éxito de su primer cortometraje, “La grande migration” (1995), aclamado film que recibió 22 grandes premios internacionales, incluyendo el premio a mejor película de animación en Berlín en 1997. Desde ese mismo año ha colaborado con el Estudio Folimage en varios proyectos, incluyendo “La prophéthie des grenouilles” (2002), “Mia et le Migou” (2003), y “Tante Hilda!” (2007). Además de estas colaboraciones, ha llevado a cabo proyectos personales como “Moscou” (1997) o el especial para TV “Le chat Bayoun” (2004).

Guadalupe Arensburg, madre del cole y responsable de compras de cortometrajes de Canal+