La medicina natural en el TDAH

La medicina natural en el TDAH

El trastorno por déficit de atención con hiperactividad (TDAH) es un problema cada vez más frecuente en nuestra sociedad. Cada vez estamos más familiarizados con estas siglas en medios de comunicación no especializados y por desgracia es cada vez más frecuente encontrar artículos y referencias en publicaciones para padres.

En este artículo, abordaremos cómo la medicina natural y las recomendaciones dietéticas pueden ayudar en este trastorno como alternativa principal al tratamiento farmacológico convencional o como coadyuvante al mismo.

El pilar fundamental es conseguir una regulación del sistema hormonal que se encarga de controlar la glucemia ( nivel de glucosa en sangre) mediante una alimentación que nos aporte un nivel de azúcar más o menos constante a lo largo del día. De este modo, conseguimos que no haya altibajos en la glucemia evitando así al organismo hacer un trabajo hormonal extra. Trataré de explicarlo de una manera sencilla.

Cada vez que ingerimos un alimento rico en hidratos de carbono se liberan entre otros nutrientes, los glúcidos que van a determinar nuestros niveles de glucosa en sangre. Si ingerimos alimentos de alto índice glucémico, como alimentos azucarados, harinas y cereales refinados,  tendremos de una manera rápida glucosa disponible en sangre. Si el alimento es muy rico en azúcares simples, también se dará un pico de glucosa en sangre que obligará a nuestro páncreas a secretar insulina para normalizarlo.

Cuando el organismo de nuestros peques detecta este exceso de glucosa en sangre, lo interpreta como un aporte de energía fácilmente disponible y le invita a consumirlo aumentando la actividad física e intelectual. En esta fase puede haber síntomas de hiperactividad, nerviosismo, irritabilidad, etc. En ocasiones este gasto de energía puede ser descontrolado y baja demasiado el nivel de glucosa en sangre obligando al páncreas secretar glucagón que moviliza nuestros depósitos de glucosa para volver a normalizarlo.En esta fase se pueden dar síntomas de decaimiento físico y mental, agotamiento, falta de concentración, etc.

Una manera de cortar este “círculo vicioso” es con una alimentación variada y adecuada que controle el índice glucémico, sustituyendo los refinados por integrales, y aumentando el consumo de verduras y legumbres.

Otro aliado en este control, son los ácidos grasos omega 3  como el DHA y EPA, que han demostrado, primero un control de la glucemia actuando a nivel de este sistema hormonal y segundo ayudando al desarrollo y a la potenciación de su sistema nervioso.

Los estudios realizados al respecto, hablan de el uso de ácidos grasos omega 3 en dosis superiores a las alimentarias como suplemento en forma de cápsulas, aceites, etc. con buenos resultados en los síntomas del TDAH incluso ofreciendo la posibilidad de reducir las dosis de medicación establecidas.

Mariano Cabanillas.Farmacéutico especialista en Medicina Natural y Acupuntor.
mariano@naceunafamilia.com
www.naceunafamilia.com